Translate

domingo, 27 de agosto de 2017

LA REDADA DE GITANOS DEL 27 DE AGOSTO DE 1749 EN ALMERÍA

 A principios de julio de 1749, la redada diseñada para prender a un mismo tiempo todos los gitanos y gitanas de España para proceder a su expulsión (posteriormente se convertiría en un proyecto de exterminio biológico), ya se hallaba completamente diseñada. Si bien, en tan meticuloso plan se produjo un gran error: el olvido de numerosas poblaciones donde residían gitanos (toda Cataluña y poblaciones andaluzas como Cádiz, Málaga y Almería).
El 8 de julio de 1749, el marqués de la Ensenada envió las instrucciones que debían cumplir los tres intendentes de Marina, así como la relación de los lugares y destacamentos militares designados para desarrollar la operación a las doce de la noche del 30 de julio de 1749.
Realizada esta primera Redada, los gitanos almerienses, noticiosos de la prisión y del embargo de bienes que se había realizado en otras partes, tuvieron tiempo de huir, o al menos de desprenderse de sus pocas pertenencias. El corregidor de Almería, al no haber recibido la orden de prisión, sólo pudo dar aviso a Ensenada de cómo “los gitanos y gitanas de esta ciudad y su partido”, al tener conociendo lo que se había “ejecutado con los demás del interior del reino”, habían “vendido a ínfimos precios […] los pocos jumentos y otros animales que tenían”, por lo “que a ninguno podrá encontrársele bienes de algún valor”, temiendo que llegada la ocasión no se les hallaría “dineros ni otros bienes” para hacer frente a su mantenimiento, por lo que el municipio acabaría viéndose obligado a “costear los demás precisos gastos que se originaren”.

Segunda Orden de Prisión
Recibida la orden con casi tres semanas de retraso, el 23 de agosto, José de Diego y Heras, corregidor de Almería contestaba a Ensenada cómo había dispuesto las medidas necesarias para “la prisión, embargo y venta de bienes de todos los gitanos y gitanas que habitan en esta ciudad y lugares de su jurisdicción y partidos”, consistentes en el despacho de un “pliego cerrado para las justicias con la prevención de guardar sigilo hasta la noche del miércoles -27 de agosto-, en que siguiendo ya todas, sabedoras se ejecutasen las prisiones y demás diligencias a una misma hora”.

El secretismo con que se actuó fue tan efectivo que se logró “la prisión de todos sin excepción de alguno”. Separados los hombres y niños mayores de siete de años de las mujeres y niños menores de esa edad, fueron encaminados hacia la alcazaba de Almería, en donde se fueron concentrando el resto de las víctimas de las redadas efectuadas en los pueblos pertenecientes al corregimiento almeriense. Hasta el 30 de agosto, el recinto de la alcazaba albergó a:

“189 gitanos, hombres, niños y mujeres, los 79 aprisionados en esta ciudad, y los demás que se han conducido por los lugares de Alhabia, Terque, Sorbas, Santa Cruz, Alboloduy, Lubrín y Níjar; y faltando todavía los que había preso en los otros pueblos de esta comprensión”.

Patio de armas de la alcazaba. En primer plano, pozo de bajada a los calabozos

Aun el 6 de septiembre de 1749, los gitanos y gitanas aprehendidos se hallaban recluidos en la alcazaba, por lo que el corregidor debió dirigirse nuevamente a Ensenada a fin de que le comunicara “a donde remitir estos gitanos, el modo y forma, su conducción y el cuanto se consigna cada uno, regulados por familias o edad”. Finalmente, en 16 de ese mes, el ministro le contestó:

“que todos los que se hubiesen juntado y concurran ahí deben remitirse a Granada a disposición de su corregidor en la división que convenga y puedan asegurarse con la tropa de infantería y caballería de esa guarnición, costa y milicias que se pudiere destacar a este servicio, y cuyos comandantes manda el rey la franqueen en vista de esta orden”.

Autorizado el traslado, la Santa Hermandad se encargó de ello, librando el ayuntamiento de Almería los gastos correspondientes. Y de esta forma, los gitanos y las gitanas presos fueron instalados en la Alhambra junto a las demás víctimas capturadas en el reino granadino. Los hombres en la alcazaba y las mujeres con los niños pequeños en el patio de Carlos V. Desde allí pasarían a las atarazanas malagueñas, desde donde se enviarían los hombres y niños mayores de siete años al arsenal de La Carraca en Cádiz y posteriormente al de La Graña en El Ferrol, en cuyo trayecto perecerían muchos de ellos; en tanto las mujeres, debieron sufrir un largo periplo a través de diferentes lugares del casco urbano malagueño y de su alcazaba, hasta ser transportadas en barco en 1752 hasta Tortosa y ser recluidas en la casa de Misericordia de Zaragoza, donde se destacaron por sus continuas manifestaciones de rebeldía ante su injusta prisión.
La tragedia vivida por estos gitanos almerienses merece una reparación histórica a todos los niveles. En este sentido, el autor de estas líneas, con el apoyo de la Federación de Asociaciones Gitanas de Almería, tiene solicitado al ayuntamiento almeriense desde diciembre del pasado año, la imposición del nombre de Indalecio Santiago (en representación de las víctimas de la redada), a uno de los espacios públicos de la ciudad de Almería, sin que hasta el momento se haya resuelto cosa alguna sobre al respecto.

martes, 1 de agosto de 2017

LA REDADA DE GITANOS DE REQUENA, CHELVA Y TUÉJAR. SU DESARROLLO DURANTE LOS PRIMEROS DÍAS DE AGOSTO DE 1749

La redada del 30 de julio de 1749 tuvo su continuación a lo largo de todo el resto del verano de ese año. Por la relación de las autoridades de Requena, podemos hacernos una idea aproximada de las diligencias practicadas tras la puesta en marcha de la operación de captura...
Convento de San Francisco, Requena

Para ver completa la publicación, pinchar en este enlace: http://adonay55.blogspot.com.es/2017/08/la-redada-de-gitanos-de-requena-chelva.html

La redada general de gitanos de 1749 en Segovia

LA REDADA GENERAL DE GITANOS DEL 30 DE JULIO DE 1749
La operación de captura en Segovia


Para realizar la redada en la ciudad de Segovia, Ensenada dispuso a Tomás de Usurum, capitán del regimiento de Infantería de Órdenes Militares, al frente de un piquete y de 30 hombres a caballo para auxiliar al corregidor segoviano...

Para ver el artículo completo: http://www.antrophistoria.com/2017/08/la-redada-general-de-gitanos-del-30-de.html